¿Sobrecarga laboral o falta de balance?

BlogBalance900x394-01

Si usted es de las personas que debe quedarse más tiempo en el trabajo por falta de tiempo para terminar las labores, y por ello descuida la familia, los amigos y sus pasiones, es probable que tenga una sobrecarga de trabajo y no tenga un “balance”.

¿Cómo definir el balance?

El diccionario de la Real Academia Española lo define como el “movimiento de un cuerpo hacia un lado y hacia el otro”. No obstante, si el “movimiento de un cuerpo” es entendido como la “posibilidad de estar”, y las palabras “un lado” y “el otro” son entendidas como las diferentes facetas de la vida, podríamos entender al balance como  la posibilidad de estar en una u otra faceta de la vida. En una u otra, no en todas a la vez.

Para Dan Thurnon, motivador y orador que ha trabajado sobre el tema, el balance se asocia con un estilo de vida deseable, en el que siempre se están haciendo correcciones para alcanzarlo. Nunca es perfecto y la constancia para lograrlo puede generar frustración, sin embargo se pueden realizar una serie de acciones para tener un estilo de vida más balanceado.

El camino hacia el balance

Más que seguir una fórmula, es bueno tener en cuenta las consideraciones realizadas por el investigador y hombre de negocios Nigel Marsh:

  • Se debe asumir una responsabilidad por el tipo de vida que se quiere llevar: Algunas carreras son incompatibles con otros ámbitos de la vida de las personas, entre ellos el físico, el emocional, el intelectual y el espiritual. ¿Cuáles está descuidando y qué tan importantes son para usted?
  • Describir el día con un equilibrio ideal: Si bien resulta equilibrado para usted, ¿es realista?
  • Abordar el equilibrio con equilibrio: la carencia o falta de atención a una faceta de su vida no puede rellenarse con la imposición de una actividad. Por ejemplo, quejarse de la falta de ejercicio e ir al gimnasio. Debido a puede llevar a un agotamiento físico que puede ocasionarle mayor cansancio y trabas para desenvolverse en su ya saturado día.
  • Los pequeños detalles cuentan: quizá una o dos horas de calidad con un ser querido pueden contar más que un día completo que incluya gastos exagerados y atrase sus demás deberes.

¿Es posible ser equilibrado? Para Marsh, ser equilibrado no implica tener cambios dramáticos en la vida, sino propiciar pequeñas ocasiones en las que sea posible transformar radicalmente la calidad de las relaciones con las demás personas y la calidad de la propia vida. Ahora bien, si se quiere ser más balanceado en el estilo de vida que lleva, estas recomendaciones facilitadas por Dan Thurnon le pueden ser de utilidad:

  • Hágalo con propósito: ¿Qué mayor motivación que tener un propósito? Búsquelo en cada acción que realice.
  • Una tarea a la vez: Dan Thurnon asegura que no somos multifuncionales y no se pueden hacer varias tareas al mismo tiempo o al menos no prestándole la misma cantidad de atención a todas. Es recomendable enfocarse en una sola para terminarla más rápido.
  • Busque patrones: Si su trabajo conlleva cierto grado de monotonía, es probable que la ruta mental para resolverlo ya está hecha. Aproveche la capacidad innata del ser humano por buscar patrones y optimice su tiempo a la hora de realizar su trabajo o compartir con su familia.

Encontrar un balance no es algo inmediato, pero los consejos anteriores le permitirán tomar acciones concretas para tomar el control de todas las facetas de su vida.