Serendipia: una forma de resolver problemas

Serendipia900x394-01

La serendipia es el proceso mediante el cual, lo fortuito o inesperado contribuye al alcance de un objetivo, que no se pudo cumplir mediante lo “convencional” o de la manera que se tenía previsto, e incluso por medio de ideas creativas.

La serendipia funciona cuando un estímulo externo se conecta con una posible solución a un problema. Un famoso ejemplo de serendipia se encuentra en el momento en que Isaac Newton vio una manzana caer y asoció esta situación a la fuerza que hace atraer dos objetos con masa; y dedujo, que se debía a una fuerza que nombró gravedad. Puede decirse que este evento fue un error, pero esté hizo encontrar algo mejor de lo que se esperaba.

Para muchos, la serendipia es mera casualidad, sin embargo, pueden potenciarse estas casualidades y usarlas a favor para experimentar un resultado muy creativo.

¿Cómo funciona?

Guzmán López, del Instituto de Creatividad Aplicada (ICA), explica en su libro Serendipia que el principio de este proceso se encuentra en la psicología de la atención. Esta teoría afirma que el pensamiento predispone lo que se ve o aprecia, es decir, cada persona le da más importancia a algo diferente según lo que tenga en su mente.

La casualidad está directamente relacionada con la preparación que se tenga para verla, es decir, realmente hay que interesarse por la solución al problema para saber leerla o hacer la conexión en el momento de serendipia.

La serendipia suele suceder en entornos distintos a los acostumbrados: en el momento en que se enfrenta un problema o incomodidad, cuando se está en un lugar distinto o simplemente fuera del área de confort. Bajo estas condiciones, las personas se encuentran en un estado de alerta que le permite captar el entorno de mejor manera y percibir mejor los detalles. Y a partir de ahí, realizar las conexiones entre lo que puede suceder con el objetivo, y así, encontrar una solución inesperada.

Es necesario nutrirse de experiencias nuevas para expandir los horizontes y tener la posibilidad de apreciar diferentes perspectivas que pueden hacer pensar distinto.

¿Como atraer la serendipia?

  • Tener un objetivo: al momento de plantearse un objetivo y verse realmente interesado en cumplirlo, se articulará la mente para alcanzarlo mediante la lectura acertada en un momento de serendipia.
  • Buscar estímulosexponerse a diferentes situaciones y ambientes que puedan estimular el subconsciente ayudarán a encontrar la solución al problema u objetivo planteado.
  • Reflexionar sobre los errores: se recomienda retomar grandes errores que se hayan cometido y preguntarse sobre lo aprendido. Esto no solo ayudará a no volver a cometerlo, sino que al profundizar en un análisis, puede llegarse a la conclusión de cómo utilizar ese error a favor.
  • Humor: el humor desinhibe y propicia el pensamiento creativo.
  • Constancia: la serendipia es un proceso espontáneo que se da por casualidad. Hay que intentarlo y preparar la antesala de la casualidad para encontrar la inspiración en el momento en que esta aparezca.
  • Salga de paseo: los espacios de ocio y relajación dan rienda suelta al pensamiento. Salir del espacio habituado no solo cambiará el entorno, sino que también cambiará la forma de pensar.

La importancia de la actitud

Es importante tener una actitud positiva y tratar de aprender de los problemas que se presentan. Un error puede convertirse en una oportunidad de crecimiento o incluso en éxito. Todo depende de cómo se aprecie.

Reeinventarse, optimizar los recursos con los que se cuente y optimizar las carencias es una buena forma de empezar cambiar el pensamiento y predisponerlo a la serendipia.