¿Cómo conocer y cambiar nuestros barrios?: Gobierno Abierto y Datos Abiertos de Gobierno

blog900x340-01

*David Zamora

Conocer la cantidad de incidentes criminales reportados en los últimos meses en el barrio donde vivimos, ¿Dónde y a qué hora han ocurrido?, ¿Qué tipo de crímenes son los sucedidos, son asaltos, robos, tráfico de drogas, vandalismo?, ¿Cuáles son las víctimas de estos crímenes, son personas, casas, vehículos, edificios?, ¿Cuál es la población afectada en cada incidente, son jóvenes, adultos mayores, mujeres, familias?; las respuestas a estas preguntas nos las puede dar un Gobierno Abierto y los datos abiertos que este hace públicos.participacion_ciuda2

Un Gobierno Abierto es aquel que demuestra con hechos que la ciudadanía tiene el derecho de acceso a información pública, es aquel que ofrece espacios para la participación ciudadana porque reconoce que el bien común es algo por lo que los distintos actores nacionales están dispuestos a trabajar, y es aquel que está dispuesto a colaborar de manera activa con las fuerzas vivas del país, tanto dentro como fuera del sector público.

En este sentido, el Gobierno Abierto apunta a la modernización e innovación a partir de una ciudadanía que busca involucrarse en el accionar de la función pública con el objetivo de fortalecerla, hacerla más eficiente y conectada a la realidad ciudadana. Apunta a nuevas formas de democracia participativa, dónde el poder se continúa colocando en las autoridades designadas de manera representativa, pero no se confía a ciegas, sino que requiere de plena transparencia para contar con ciudadanos bien informados para que estos puedan aportar ante los complejos retos que enfrenta la sociedad. Esto porque entre empresarios, emprendedores, académicos, periodistas, activistas, desarrolladores, etc. existe un conjunto de capacidades y habilidades que no podrían encontrarse dentro de las instituciones del sector público.

Aquel gobierno que sea capaz de comprender la ecuación y pueda aprovechar estos recursos tendrá en definitiva mayores posibilidades de hacer mejor las cosas. En palabras de Beth Noveck, primera directora de Gobierno Abierto de la Casa Blanca, ciudadanos inteligentes hacen gobiernos más inteligentes.

La fuerza facilitadora de las tecnologías de información y comunicación son también un importante componente en la ecuación, pues hoy por hoy, la mayor parte de la población goza de conexión a internet de alguna forma, principalmente por dispositivos móviles. Celulares y tabletas pueden ser utilizados para generar contenido a título individual, y además cuentan con una serie de sensores que permiten la generación de aplicaciones innovadoras. La conectividad nos permite estar informados  y al mismo tiempo nos facilita participar y colaborar en un sin número de contextos; por ejemplo mediante el uso consolidado de las redes sociales.

Si los gobiernos son hábiles en ofrecer información por medios digitales en la web y crean espacios para la participación y colaboración, entonces tendrían mayores facilidades para aprovechar las capacidades y habilidades de los ciudadanos.

Aquí la transparencia es una de las bases más importantes, la cual se sostiene en el derecho humano y constitucional de acceso a la información. Desde 1946, la Naciones Unidas señalaron que la libertad de información es un derecho humano fundamental, y en lo nacional, la Sala IV señaló que el derecho a la información es un derecho humano inalienable e indispensable, y que los entes públicos deben facilitar el escrutinio y la fiscalización por parte de todos los administrados.

Gobierno abierto y Datos Abiertos

Componentes de un Gobierno Abierto

Datos Abiertos y Tecnologías de la Información

Con los avances en materia de tecnología de la información, tenemos más capacidades que nunca para utilizar información relacionada con diferentes contextos y crear aplicaciones innovadoras que pueden ayudar a los gobiernos a ser más eficientes, y la ciudadanía en general a resolver problemas. Para explotar estas posibilidades están los Datos Abiertos de Gobierno, los cuales centran la atención en los formatos en los que el sector público suministra los datos a la ciudadanía en general.

Los Datos Abiertos de Gobierno hacen referencia a todos los datos generados por el sector público que no contienen datos personales ni información de seguridad nacional, que al ser públicos pueden ser reusados y redistribuidos por cualquier persona para cualquier propósito, incluso con fines comerciales, sin cargos y libres de restricciones.

Para que un conjunto de datos pueda ser considerado como abierto, estos tienen que cumplir con una serie de condiciones: deben estar completos, sin procesar, actualizados, accesibles, sin barreras, sin costo, en un formato procesable por máquina y con licencia que permita su libre re-uso. Estas condiciones empoderan a los diferentes actores de la sociedad para conectar fácilmente datos de diferentes contextos, crear visualizaciones que nos permitan comprender situaciones, y crear soluciones por medio de software que nos ayuden a solucionar problemas concretos.

Si volvemos a nuestro ejemplo inicial, bajo los principios del Gobierno Abierto ejercemos nuestros derechos para tener acceso a toda la información vinculada con la seguridad de nuestras comunidades y barrios. Esto nos facilita un proceso de colaboración necesario para coordinar soluciones conjuntas con otros actores; como por ejemplo fuerza pública, policía municipal, el organismo de investigación judicial, líderes comunitarios, empresarios interesados, escuelas y colegios, ONG’s, y otras organizaciones gubernamentales.

Producto de esta colaboración, las autoridades competentes podrían tomar mejores decisiones y quizás reorganizar recursos públicos disponibles. Mientras que bajo los Datos Abiertos de Gobierno, quizás nos hubiéramos enterado de la problemática en un principio por medio del periodismo de datos, podríamos contar con una aplicación que informe a las autoridades de los puntos más problemáticos con toda su información asociada, y podríamos contar con otra aplicación que nos muestre evidencias que eleven la conciencia de los vecinos para organizarse y tomar medidas preventivas.

En este sentido, el Gobierno Abierto y los Datos Abiertos de Gobierno nos proporcionan bases para colaborar de manera más participativa, integrarnos de manera más eficiente e inteligente en el accionar de la administración pública, y co-crear de manera conjunta soluciones que lleven a mejores condiciones para todos, pues al final, es un interés común.

_______________________________________________________________________________

David Zamora

Consultor adscrito al CICAP en e-gobierno, transparencia, y tecnología de la información, y consultor de las Naciones Unidas para Datos Abiertos de Gobierno.