El conflicto de interés en la gestión pública

El pasado miércoles 11 de julio, el Programa de Investigación e Innovación continuó con el ciclo de Jornadas de Investigación CICAP 2018, con el tema de la gestión del riesgo de conflicto de interés en la Administración Pública​.

Para el coordinador del Programa, Esteban Mora, “el trabajo sistemático de recolección de datos, su análisis, interpretación y planteamiento teórico en el campo de la gestión de riesgos es imprescindible para una mejor gobernanza institucional, particularmente, cuando esos riesgos pueden estar asociados a conflictos de interés en la función pública, ya que, si bien existen declaraciones de bienes por parte de altos jerarcas, aún desconocemos cuales pueden ser relaciones políticas y comerciales que afecten sus decisiones”.

En la charla impartida por la doctoranda Jennifer I. Arroyo Chacón, se logra comprender que un conflicto de interés puede ser tanto institucional como personal, por ello, se debe comprender como una “situación determinada en que se da una contraposición entre el deber público y los intereses privados de un funcionario público; cuando éste tiene a título particular intereses que podrían influir indebidamente en la forma correcta del ejercicio de sus funciones y responsabilidades oficiales”.

Como lección aprendida de la investigación realizada, Costa Rica no cuenta con una definición sobre conflicto de interés​, por lo cual, debe recurrirse a definiciones -como la anterior- realizadas por entes internacionales como la OCDE.

Por ello, como aporte teórico de la investigadora Arroyo, se propone la siguiente definición: “se configura conflicto de interés cuando existe contraposición de los intereses públicos que debe perseguir la persona funcionaria pública con los intereses privados que posea de manera directa o bien, por medio de sus familiares y/o relaciones comerciales o civiles, entendiendo que el origen del interés puede versar sobre elementos pecuniarios, personales o de cualquier otro tipo, en donde su interés personal se vea beneficiado o perjudicado por la decisión que tome en ejercicio del cargo público que desempeña, con lo cual se podría violentar la objetividad e imparcialidad en su decisión”.

Para el Sr. Mora es importante que se deje en claro que el riesgo de conflicto de interés puede darse durante el ejercicio del cargo y en situaciones posteriores: “como lo explicó la Sra. Arroyo, durante el cargo puede ser cuando ​el funcionario hace uso de información privilegiada, obtenida en ejercicio de su cargo, en beneficio propio o de un tercero; y si deja de trabajar en la organización, el conflicto se presenta cuando interviene directa o indirectamente en favor de intereses privados ante el órgano público para el cual desempeñó funciones o que mantenga un relacionamiento cercano, durante los 6 meses/ un año posteriores a la finalización del vínculo.”

La investigadora Arroyo concluye que es importante considerar el conflicto de interés en la lucha contra la corrupción​, incorporando acciones tanto preventivas como sancionatorias, que incidan incluso sobre el sector privado, y sobre todo, donde las organizaciones públicas pongan en práctica códigos de ética y códigos de conducta que fortalezcan la transparencia y las buenas prácticas gubernamentales.

Las siguientes charlas están programadas de manera mensual de la siguiente forma:

8 de agosto: Reforma Administrativa del Estado

13 de setiembre: Aduanas y Comercio: retos y perspectivas

10 de octubre: Comunicación Política: gestión pública a 5 meses del traspaso de Poderes

7 de noviembre: La Administración Pública del Bicentenario: proyecciones del Estado que queremos

Se invita a la comunidad universitaria y al público en general, a seguir participando de estas actividades de divulgación de la Universidad de Costa Rica para el fortalecimiento de los conocimientos de la sociedad civil.