EL CICAP y su aporte al Sistema Aduanero Nacional, una historia de 40 años aún no contada

BLOGaduanas1024x512-01

*Rodolfo Arce Portuguez

Corrían los años de 1976, cuando el entonces Ministro de Hacienda Dr Federico Vargas Peralta, promovía la profesionalización de los equipos de trabajo de la entonces, Dirección  General de Tributación Directa y Dirección General de Aduanas, para disminuir o eliminar situaciones de complicidad con los pagadores de impuestos.

La política de mejoramiento aduanero era impulsada por el expresidente de la República, Daniel Oduber Quirós, tenía varios componentes. El primero de ellos fue el proyecto ETCAA (Estudio de Terminales  de Carga, Almacenes y Aduanas), financiado con recursos del BCIE y que tenía entre sus objetivos capacitar a funcionarios de Tributación. El segundo paso fue preparar una estrategia para aduanas, que se gestó a través de un proyecto de cooperación técnica y permitió el ingreso al país de expertos chilenos, quienes en conjunto con expertos de Costa Rica, comenzaron a preparar el proyecto de una carrera universitaria. Esta comenzaría con un grado de Diplomado, y se basaría en una metodología distinta para explotar lo mejor del recurso humano del Sistema Aduanero Nacional.

Solo fueron necesarios dos años para comenzar el proceso. En 1978 ingresa la primera promoción de 37 estudiantes, y arranca la revolución en materia de educación aduanera por medio de capacitación, formación, actualización y especialización. Costa Rica y el mundo con este proceso liderado por CICAP-UCR, bajo convenio UCR-Ministerio de Hacienda, disfrutan hoy el fruto de un arduo trabajo. Son cientos los profesionistas graduados de la UCR que aplican, entre otras normas internacionales, aquellas necesarias para clasificar, valorar mercancías, determinar origen, logística, legislación e informática aduanera.

CICAP aceptó el reto y desarrolló este proyecto, dentro de sus tres pilares iniciales: Aduanas-Banca y Régimen Municipal. Bajo la egida de todos los directores de CICAP hasta 1995. Durante 19 años se recibieron de manera permanente 40 estudiantes por año, en los primeros 5 años, casi un 100% funcionarios de las aduanas del país, muy pocos, como su servidor, fuimos aceptados en 1978, siendo solo Agente Aduanero y estudiante de economía.

Poco a poco el programa CICAP-ADUANAS tomó fama mundial. Primero inició con el grado de Diplomado en Aduanas en 1981. A partir del sexto año ingresaron menos funcionarios y más interesados en la materia de aduanas y comercio, hasta 100% de los interesados fueron estudiantes.  Algunos de los graduados, continuamos con Bachillerato y Licenciatura en Administración Pública con énfasis en Administración Aduanera.

19 años después, en 1995 el Convenio con el Ministerio de Hacienda llega a su fin, cuando el Ministerio de Hacienda, en la persona del Lic Carlos Muñoz, define que la carrera de Administración Aduanera es una necesidad nacional, por tanto, tenía que ser absorbida por la UCR. Procedió entonces que el CICAP dejara en manos de la Escuela de Administración Pública dicha labor. Paso que permitió la apertura del Bachillerato en Administración Aduanera en primer lugar, y para el año 2000 el inicio de la Licenciatura en Administración Aduanera y Comercio Exterior, nombre y grados que mantiene hasta hoy.

En 2006 da inicio -por orden de la Dra. Mayela Cubillo Mora- la maestría en Administración Pública con énfasis en Administración Aduanera y Comercio Internacional, grado y posgrado ostentan desde 2010 la acreditación PICARD de la OMA, que las convierten en la única Universidad en el hemisferio americano en estar acredita, la octava en el mundo en grado y la quinta en posgrado.

Este pequeño espacio es limitado para señalar en su magnitud el esfuerzo, logros, metas de muchas personas que han aportado para que hoy el país, pueda decirle al mundo, que en materia de aduanas y comercio somos pioneros y el ejemplo a emular. Ello, sin duda alguna, es el producto de 20 años de cuidados de CICAP, quién sembró la semilla y la germinó y de su mejor producción, también compartió con los Agentes de Aduanas su proyecto de crear una Escuela Aduanera que luego sufrió la metamorfosis a universidad, esa es la Braulio Carrillo que, en 1986 graduó a sus primeros estudiantes bajo título de Técnico en Aduanas UCR-CICAP-EABC, bajo la total coordinación de mi persona en nombre de CICAP-UCR.

Documentos señalan que el comercio de Costa Rica comienza en 1503 y de forma permanente sigue una escalada de crecimiento por 512 años, muchas generaciones marcan este desarrollo basado en principio en exportación de mulas, cueros, tintes y cacao hacia Chile, Panamá y Nicaragua. Luego del desarrollo centroamericano, la concentración lo fue en dos productos, café y banano, y ahora en 2015, siglo XXI, con el modelo de apertura comercial y globalización se espera alcanzar colocar alrededor de 3700 productos en 165 países del orbe.

Hoy la EAP cuenta con casi 1000 estudiantes, imparte la carrera en 4 sedes y es una realidad nacional. Aquel pequeño proyecto del MH bajo la tutela de CICAP, ha rendido frutos en todo el país, en toda Centroamérica, el hemisferio y quizás en el mundo, el impacto ha sido sensacional, único e irrepetible.

Cada 27 de noviembre desde 1969, se celebra el Día del Aduanero en todos los países del mundo, Costa Rica por decreto ejecutivo también, en especial se tiene y reconoce como el Santo de los Aduaneros a San Mateo, aquel que fue el recaudador de impuestos y de la mitología griega es el Dios Mercurio, el del arco y la flecha el reconocido como el Dios del comercio.

Quienes laboramos, asesoramos y somos parte del mundo aduanero, en la parte pública o privada, disfrutamos la actividad profesional  y somos responsables, no solo de nuestros propios actos, sino también de los de aquellos que son nuestros colaboradores, debemos cumplir con obligaciones tributarias propias y ajenas, observando una actitud ética para con el Estado y la Sociedad.  Las amplias responsabilidades son del tipo tributarias, administrativas, penales, civiles, éticas y morales, debiendo velar siempre por el cumplimiento de las leyes, especialmente las aduaneras.

El aduanero público o privado, en consecuencia, representa el eslabón más importante de la cadena logística mundial del comercio exterior y un nexo determinante entre el mundo de las empresas y la administración pública aduanera. Responsables somos entre otras actividades de la facilitación del comercio, el control y la fiscalización, la valoración, clasificación y la seguridad del comercio internacional.

Finalmente, hago llegar un fraternal y afectuoso saludo a los compañeros graduados, graduandos,  docentes y directores  de aquel CICAP, pivote y faro de luz en el mundo aduanero. Esto lo escribe, quien ha vivido quizás, cada momento de los señalados desde 1978.

—————————————————————————————————————————————–

*Diplomado CICAP-UCR en Aduanas 1982, Bachiller y licenciado en Administración Pública con énfasis en Aduanas, Magister en Administración Pública, posgrado en Legislación y Técnicas Aduaneras FGV, Brasil, DEAE y DRG Universitat de Valencia, Doctor en Ciencias de la Educación UCR. Profesor, coordinador e investigador CICAP-UCR.